Viernes 10 de abril de 2020 - 06:38 hs.

09.01.2020

Metrología al servicio de la transparencia

El recorrido de cada bolilla y el paso a paso de cada sorteo de IAFAS… todo está ajustado para evitar inconvenientes y garantizar la máxima transparencia posible.

Las certificaciones internacionales que dan cuenta de la transparencia de cada acto de sorteos realizado por IAFAS no son solo un diploma… son el reflejo del minucioso trabajo de metrología al que se somete a cada bolilla en laboratorio; del correcto mantenimiento de los sorteadores; de la seguridad con que se precinta cada juego de bolillas; de la efectividad de un sistema informático que resguarda información y la chequea; de la tecnología y el profesionalismo puesto en el proceso; entre otras cuestiones.
Nada queda librado al azar en el Laboratorio de Bolillas de IAFAS. Allí, en un ambiente cuya temperatura y humedad están establecidas por protocolo, agentes del Instituto pesan, miden el diámetro y evalúan la dureza de cada una de las bolillas utilizadas en los sorteos oficiales, a fin de que todas mantengan las mismas características.
Se miden los diámetros del ecuador y los polos de cada bolilla. El diámetro debe ser de 50 mm (+/- 5%); y el peso, de 80 gramos (+/- 10%). La dureza no se expresa en un valor, sino que se basa en la homogeneidad: que todas las bolillas de una misma caja sean similares.
Antes de realizar las mediciones, los equipos de metrología son verificados con patrones, para constatar que estén en perfectas condiciones. Luego de cada procedimiento, las bolillas se guardan en su caja, se cierran y precintan.
Cada precinto tiene un número y con él se registra cada cierre y apertura de caja de bolillas: Si es para la realización del acto de sorteo, la constatación queda firmada por el Escribano en un acta; si es para la medición y/o limpieza, el registro es efectuado por el Jefe de área en planillas del Sistema de Gestión de IAFAS.
La frecuencia con la que se repiten los procedimientos de metrología depende del uso que se le da a cada caja de bolillas. La limpieza de las bolillas se realiza según protocolo, en fechas determinadas, y siempre se miden y pesan luego del procedimiento.
En cuanto a los bolilleros de la Sala de Sorteos, todos están compuestos por los mismos materiales, funcionan a la misma velocidad y reciben el mismo mantenimiento. “Si ocurriera una contingencia que no pueda ser subsanada con el equipamiento técnico de la sala, que incluye un sorteador de respaldo, PC de respaldo, UPS  y un grupo electrógeno, se aplicaría el protocolo de situación de crisis y se podría resolver el sorteo en otra jurisdicción u organismo con el cual mantengamos un convenio de colaboración”, explican el Gerente Comercial, Hugo Solanas; y el Asesor Comercial de Gerencia General, Dr. Santiago Schunk, destacando que han realizado simulacros en estas cuestiones.
“El sistema sorteador cuenta con un doble control, donde se contraponen los datos cargados por el Jefe de Sorteo con los cargados por el Escribano en computadoras distintas. Al entrecruzar los datos, se constata que ambos estén correctos. Si hubiera alguna diferencia, surge un alerta del programa y asimismo se puede revisar todo lo que fue grabado a través de sistema de streaming que muestra cada sorteo en la Web oficial de IAFAS”, indican, aclarando que, más allá de la tecnología aplicada a este proceso, se trabaja sobre las variables para evitar inconvenientes y garantizar la máxima transparencia.
Respecto del rigor de los procedimientos, el Presidente de IAFAS, CP Silvio Vivas, rescató “el principio fundamental de transparencia y generación de confianza que debe tener una Lotería que realiza sus propios sorteos y que son seguidos por millones de personas en varias provincias de nuestro país. Desde IAFAS trabajamos para construir día a día esa confianza, y consolidarla en el tiempo”. Y agregó: “Contamos con un equipo de trabajo muy comprometido y capacitado, que contribuye a seguir este camino de mejora continua”.
Cabe recordar, para finalizar, que todos los sorteos que realiza el IAFAS en su Sala de Sorteos cuentan con la Certificación ISO 9001: 2015 de Gestión de la Calidad y con la ISO 27001:2013 de Seguridad de la Información. Además, están certificados bajo el Estándar de Seguridad de la Información de la World Lottery Association y el Referencial Normativo IRAM N°19.